sábado, julio 24, 2010

Tics neocoloniales

Los tics neocoloniales son muy difíciles de quitar. Más cuando eres Francia. Hablar de libertad, igualdad y fraternidad queda muy bien, pero en el fondo es el mismo mensaje que utilizaba Napoleón para invadir con sus tropas toda Europa.

Con todo, Francia se ha convertido en ese miembro de la política internacional capaz de movilizar a toda la comunidad internacional en pos de una resolución en la Asamblea General de la ONU y, llegado el momento de la votación, abstenerse por un repentino cambio de opinión. ¿Por qué lo hace? La razón es bien sencilla: porque es Francia, y puede.

Cuando se juntan ese espíritu brabucón de viejo dueño terrateniente molesto por lo que cultiva la gente del pueblo en lo que antes eran sus campos de equitación, con un político megalomaniáco y capaz de comprometer todos los estamentos del Estado en pos de su adulación pública, pasan cosas como la Operación Turquesa. O como el recién intento de intervención militar en Mali.

Francia, como España, tiene nacionales secuestrados en territorio de Mali. El miércoles pasado, utilizando bandera del Estado tapón de Mauritania, tropas francesas y de dicho país se adentraron sin permiso en territorio malí con la pretensión de rescatar por la fuerza a su ciudadano. En un gesto que será valorado -muy valorado- por esa derecha universal, presa de la testosterona política, que indica que allá donde haya un nacional -uno de los nuestros- en apuros se ha de mandar todo el equipo armamentístico local y subsanar el atropello independientemente de los daños colaterales, el derecho y todo lo que se ponga por delante, Sarkozy -aka SarkoStar- ha invadido Mali bajo bandera mauritana. Suponemos que eso de esconderse, para el ejército francés, es muy testicular y honra el servicio militar.

La operación ha sido un fracaso, no rescatando al secuestrado y matando a seis personas que, supuestamente, pertenecían al grupo terrorista de Al-Qaeda en el Magreb. Seis muertos que, todos los medios nos lo dirán, han formado parte de esos locos sin escrúpulos capaces de secuestrar y matar con tal de conseguir sus objetivos políticos. Como el Gobierno Francés, aparentemente.

Los grupos de Al-Qaeda en el Magreb crecen constantemente, según los expertos, enfrentándose a los estados de la zona y amenazando a los nacionales de países occidentales con sufrir ellos las penas que el mundo rico le impone al pueblo musulmán. Uno de los motivos para que este mensaje cale en la región es la aparente lucha contra la dominación occidental, contra el imperialismo sobre el mundo árabe o islámico -que no son lo mismo, pero en este caso se confunden. Pareciera que, una intervención militar de una potencia extranjera, antigua metrópoli colonizadora, que además se encubre tras el velo del gobierno títere de Mauritania, no hace sino reforzar la posición de los grupos de Al-Qaeda en la zona y justificar su presencia.

Este Gobierno Francés ya es un experto en saltarse límites estatales de sus antiguas colonias. Sarkozy ya se tomó la justicia por su mano y se plantó en Chad para sacar de la cárcel a un grupo de franceses y españoles acusados de secuestrar niños.

La intervención es un reto al principio de soberanía territorial de los Estados. Se alega que Mali no es capaz de controlar todo aquello que se realiza en su territorio y, por el bien de la seguridad internacional -es decir, de occidente- se les invade en operaciones relámpago, camuflados por bandera mauritana y con nula capacidad de respuesta. Y todo aun a pesar de que el ejército de Mali viene siendo asesorado por EE.UU. desde hace tiempo. Incluso en la guerra la honradez es tenida en cuenta y los motivos han de ser justificados. Esta invasión es una prueba más de que en esto de la política internacional el derecho no es lo que cuenta. Lo que cuenta es estar en el posicionamiento estratégico de quienes dominan el mundo. Si te llamas Mali o Serbia, tu soberanía territorial es algo que puede ser cuestionado, ya sea en nombre de la seguridad global o de los derechos humanos.

---
Actualización a 26 de Julio de 2010

La cadena de televisión Al-Jazeera ha confirmado que el rehén francés al que esta operación pretendía rescatar ha sido ejecutado. Esta vez, Sarkozy no tendrá su momento de gloria en el aeropuerto.

5 comentarios:

Harry Reddish dijo...

Sólo dos comentarios, uno off topic y el otro on topic:

off topic: el lema Liberté, Egalité, Fraternité; difícilmente fue el mensaje que utilizó Napoleón para invadir con sus tropas toda Europa (sobre todo tras el golpe de Estado del 18 de Brumario y al convertirse en Cónsul tras la Constitución de 1799). El lema que tiene su origen en la masonería y que fue una de las consignas durante la revolución francesa, más concretamente durante la época del Terror no adquirió la condición de oficialidad del Estado Francés hasta el gobierno de la Segunda República surgido de la revolución de 1848. Fue retomado anteriormente por los revolucionarios de la Revolución de 1830, sin que lo adoptara la Monarquía de Julio (recuerda el cuadro de Delacroix La libertad guiando al pueblo, donde la Marianne muestra sus pechos). El lema fue abolido durante el Segundo Imperio.

La aportación de Napoleón a Europa es el código civil.

on topic: este asunto me recuerda al de la utilización de fuerzas militares para escoltar a barcos pesqueros frente a los piratas somalíes y a la siguiente reflexión: ¿por qué razón pretendemos que los países menos desarrollados cumplan con las normas de derecho internacional cuando los países más poderosos se las saltan cuando se les antoja? Es el mismo asunto que te planteaba en la anterior entrada con respecto a la falta de institucionalidad en determinados Estados, que algunos llaman fallidos. El sistema internacional también cuenta con unas normas, pero la falta de una fuerza coercitiva que haga cumplir con el imperio de la ley, permite que ocurran toda esta clase de atropellos.

Si el sistema fuera justo, SarkoStar debería ser procesado por una corte internacional

Un abrazo

el_situacionista dijo...

Muchas gracias, Harry, por tu apreciación sobre Francia. Fue sólo una licencia.

Sobre el tema del Estado Fallido, como veo que es un asunto recurrente en tus apreciaciones, se está cocinando una entrada.

Acabo de actualizar la entrada. El rehén francés ha sido ejecutado. Sarkozy, esta vez, tendrá el juez en la opinión interna. Esperemos que ésta le juzgue por haber jugado con una vida a cambio de aumentar su índice de popularidad.

Si el sistema fuera justo, Al Gore, Bill Clinton, Madelaine Allbright, José María Aznar, Chirac y un largo etcétera habría tenido que declarar en el juicio contra Milosevic.

Harry Reddish dijo...

el_situacionista, sé positivamente que era una licencia tuya, pero como amigo y hermano tuyo que soy, no podía dejar pasar la ocasión para avisarte de ciertos tópicos, que aunque son muy famosos, no son del todo ciertos.

En cuanto al tema del Estado fallido, espero y deseo fervientemente una entrada tuya al respecto. Sin embargo, y reflexionando acerca del tema, no deja de ser curioso que los que afirman que ciertos Estados son fallidos, incluso rogue nations, provengan de Estados que a duras penas respetan la legalidad internacional (o incluso sus propias legislaciones). Creo que no deja de ser otra etiqueta etnocéntrica más.

Además, la falta de institucionalidad (que sí es recurrente en mis apreciaciones), esto es, la falta de respeto al imperio de la ley por parte de las autoridades estatales; no es una característica única de los Estados fallidos, sino también de otros Estados de los que nadie duda de su operatividad/viabilidad, que creo que es lo que se cuestiona de los Estados llamados fallidos.

Por lo que respecta a la justicia del sistema, no puedo estar sino de acuerdo contigo.

pcbcarp dijo...

Joé... Estoy de acuerdo con todo, pero me flipa que tú me cites a mí.

el_situacionista dijo...

pcbcarp, cuando algo es interesante, hay que darlo a conocer.

Un saludo.